CD Valdivia bajó su segunda estrella de #LigaDIRECTV

Con un sólida actuación del colectivo, el CD Valdivia se consagró por segunda vez campeón de Liga DIRECTV by Spalding tras imponerse en el quinto punto de la definición 82-67 (38-35) Colegio Los Leones de Quilpué, adjudicándose la llave por cuatro juego a uno.

La fiesta en el Coliseo Municipal Antonio Azurmendy fue total. El local arrancó abajo en el primer cuarto, 20-23, pero de ahí en más fue amplió dominador del juego. Se fue al descanso arriba por 38-35, pese a que su pilar ofensivo y defensivo, el interno Kaprhi Alston, se comprometió rápidamente con faltas.

La ausencia de Alston fue clave, porque Leones no la aprovechó en la pintura y porque Gerardo Isla y Claudio Cabrera terminaron frustrando otra vez a Casey. En los 12 minutos que estuvo sentado el poste Valdivia anotó 23 puntos y permitió 18.

El poste volvió a la cancha en el tercer cuarto y con él los mejores pasajes del CDV. Sumó 9 puntos a su cuenta personal, buena parte de las líneas de los suspiros, y tuvo en su compatriota Tracy Robinson – dos triples y un doble- un buen complemento para poner arriba 59-51 a Valdivia.

En el desenlace todo fue a pedir del CVD. El cambio de conductor, Cárdenas por Ferreyra, le dio los puntos que necesitaba para quebrar el duelo, porque sacó dos dígitos de brecha y no le dio opciones a Los Leones.

El mejor hombre del CDV fue el estadounidense Kapri Alston, con 23 puntos y 12 rebotes, siendo siempre apoyado por su compatriota Tracy Robinson, quien acumuló 15 positivos. Isla rozó la doble decena, con 11 puntos y 9 rebotes, en tanto. Cabrera sumó 10 enteros y Naranjo aportó con 11.

En la causa perdedora, Cameron Forte logró 24 puntos, mientras que Evandro Arteaga logró 15 anotaciones.

Al final con cinco mil fanáticos, Valdivia bajó segundo título en Liga Nacional luego del logrado en 2016. Los de Manu Córdoba jugarán la próxima edición de la Liga de Las Américas, en tanto, Los Leones será rival de Las Ánimas para ver quien representará a la Liga en la Liga Sudamericana.

Fotografía: César Arias.